lunes, 31 de marzo de 2008

¿SE PUEDE REPRESENTAR A LA IZQUIERDA SIN MUJERES? Concha Caballero


¿SE PUEDE REPRESENTAR A LA IZQUIERDA SIN MUJERES?

En el nuevo Estatuto de Autonomía hay quince artículos referidos a la igualdad de las mujeres, que abarcan desde la representación política hasta la igualdad laboral, la enseñanza o los medios de comunicación. La mayoría de ellos fueron propuestos por IU. De todos ellos, quizás el más importante (puesto que es el primer texto constitucional que lo incluye) es el 10.2 que establece como objetivo básico de la Comunidad la consecución de la democracia paritaria, y que fue incluido en la redacción final también a propuesta de IU.

Cuando se debatió la ley de igualdad y la ley electoral en el Parlamento de Andalucía, IU LV CA defendió las listas cremallera por considerar que la fórmula que proponía el PSOE (tramos de cinco) no garantizaba la paridad. Tuvimos la suerte de que se aceptaran nuestras enmiendas y puede decirse a estas alturas que la ley ha servido para todos, excepto para nuestra fuerza política. El Parlamento Andaluz contará con más mujeres que nunca, y ninguna de IU LV CA

No podemos decir que sea una sorpresa la absoluta representación masculina del actual grupo parlamentario. Todas las candidaturas, excepto la de Almería (que no tenía posibilidades reales de salir) estaban encabezadas por hombres y las mujeres habían sido relegadas al segundo puesto de las listas e incluso, hasta que comprendieron el alcance de la ley, algunas provincias habían propuesto a mujeres en puestos todavía inferiores.

Aún sin mujeres, la campaña de IU se ha realizado bajo la bandera color violeta y la prudencia (o la impotencia) nos ha hecho callar este sinsentido político.

Al grupo dirigente de IU LV CA no parece preocuparle esta cuestión, más allá de algún pequeño titular en los medios de comunicación. Lo consideran solo una “pequeña incomodidad”, e incluso alguno llegó a afirmar, tras sesudos razonamientos, que “si la sociedad nos hubiera votado más, las mujeres estarían representadas en el grupo parlamentario”. Otras soluciones, no menos sesudas, apuntan a que “cuando haya que intervenir en materia de igualdad, se asesorarán por las mujeres de la organización”.

No han entendido nada. Que no busquen más razonamientos para explicar la caída electoral de nuestra organización. La masculinización del grupo parlamentario explica por si sola lo distanciados que estamos de la sociedad actual.
Cualquier empresa que practicara esta política, con la ley de igualdad en la mano, estaría ejerciendo una discriminación indirecta de las mujeres.

¿Cómo vamos a reclamar que las empresas promocionen mujeres si nosotros no lo hacemos? ¿Cómo vamos a plantear la corresponsabilidad de género en todas las políticas si nosotros lo negamos? ¿Cómo vamos a plantear nuevos avances sociales en materia de género si no somos capaces de aplicar ni los mínimos? Y, sobre todo, ¿qué modelo social defendemos con nuestra representación?


Las mujeres, a estas alturas del siglo XXI, queremos plena visibilidad y reclamamos nuestra presencia, no sólo cuando se aborden las políticas de igualdad sino en todos los ámbitos económicos, sociales, culturales, etc. El paradigma del revolucionario decimonónico es reaccionario a estas alturas de la vida. Y la pregunta salta inmediatamente: ¿se puede representar a la izquierda sin la visibilidad y la igualdad de las mujeres?

Por eso, en el último Consejo Andaluz bastantes personas planteamos la necesidad de revisar la composición del grupo, tal como había aprobado la Asamblea de Matalascañas. La respuesta, nos dijeron, más adelante. It´s blowing in the wind.

Concha Caballero

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno...¿se puede representar a IU en el Congreso sin mujeres? es un poco demagoga la compañera, no?

Anónimo dijo...

Camarada anónimo 1:

Está claro que su comentario nada tiene que ver con el contenido del artículo, que en ningún momento trata, ni excluye, la situación federal, sino que describe una situación real que se da en Andalucía.

Este momento "artículo-comentario" es el reflejo de lo que ocurre a nivel interno en nuestra organización: a la hora de abrir debates y hacer críticas constructivas, muchos compañeros no analizan los contenidos por su valor sino por la simpatía o antipatía que profesan hacia la persona que los emite.

Triste, muy triste compañero anónimo 1, seguro que usted puede hacerlo un poco mejor...

La única demagogia que existe aquí es la de los caudillos de siempre, dentro de la dirección, que hacen que la política de mujer de Izquierda Unida no predique con el ejemplo, por su ambición de ocupar cargos de manera sempiterna.

Disculpen el tono de mis palabras, pero cada vez que un hombre vuelve la vista hacia otro lado para evitar la realidad descrita en el artículo, no merece ser llamado compañero. Y es una vergüenza que aspirando a ser la izquierda alternativa, nos hayamos convertido en el partido con mayor organización interna machista, a cambio de mantener unos cargos vitalicios entre "los que mandan".

En fin, patriarcado, patada a las bases, machismo...que joya estamos hechos y que cómplice es el silencio.......

Salud

VRO

uno que escribió anoche dijo...

pues no entiendo porque el comentario que le escribí anoche, no lo ha publicado usted, pero la verdad es que eso sólo habla de usted.
Pero insisto, ese artículo es el mismo que había escrito Alcatraz si estuviera en minoría. Lo único que les preocupa a ustedes es la poltrona, y ya tienen ustedes añitos, como para dejarla.

Anónimo dijo...

Sólo un HOMBRE (MACHOTEEE!!!) puede ser capaz de escribir semejante tontería... Vaya simpleza de comparación. No he conocido entidad política más machista que IU. ¿feminismo? ya se ve, vamos, ni por aparentar lo ejercen. Hay que ser inútil para ser político excluyendo a las mujeres en casi todos los órganos políticos, cargos administrativos altos medios etc. Todos los cargos de cierto poder en sedes y delegaciones la llevan los hombres, ¿cuantas mujeres hay en la permanente y en la ejecutiva? Vergüenza. Pero el barco se hunde, así que todos esos machotes se van a ver en la calle en un máximo de 6 a 8 años. Y para entonces los discriminaran por viejos pellejos´, otra forma de discriminación tan válida como su machismo.

Noches de bohemia dijo...

No estoy muy familiarizado con el movimiento feminista y hace poco que estoy en izquierda unida, pero ya habia oido algo sobre las cartas de concha caballero.Creo que lo que dice en la carta es correcto y me gusta mucho el valor que ha tenido al expresarlo,creo que esa es la linea que tendriamos que seguir para cambiar lo que falla y conseguir mejores resultados en las elecciones.Si esta es la filosofia del encuentro en cordoba, deberiamos de asistir todos.

Un saludo de quien acaba de aterrizar y no quiere "respuestas volando por el aire" como concha caballero ha transmitido a traves de la canción de Dylan (vaya pedazo de metáfora)